endogamia

sonido

Layout1

_DSF8947 _DSF8981 _DSF9013

 

 

Sofía Balbontín, Mathias Klenner, 2016

El hall central del MAC debido a su forma y escala se presenta como una gran caja de reverberación. La presente obra trabaja desde ahí, con el ruido mismo generado por el constante eco del lugar. La obra toma el hall central del MAC como la fuente sonora. Este espacio construye el sonido en base al eco generado por su particular disposición espacial. Cualquier sonido por mas mínimo que sea toma un carácter de magnitud reverberante a tal punto que podríamos referirnos a él como el sonido del silencio. El hall del MAC se transforma en un efecto arquitectónico, donde el sonido es intervenido como si fuera una gran pedalera de efectos. El sonido más único y característico de este lugar vendría a ser el particular silencio que resuena hasta convertirse en sonido. Desde esta premisa, se postula la intervención sonora del espacio desde su propio eco. El sonido, que captado a través de micrófonos es traspasado a una señal eléctrica que luego es devuelta al ambiente a través de un parlante, rebotando en el espacio y volviendo de nuevo al micrófono, retroalimentándose de manera controlada para explorar este silencio aumentado y llevarlo hasta su máxima expresión. El sonido del espacio de vuelto al espacio.

La presente obra sonora toma el sonido del lugar y lo reproduce una y otra vez, generando variaciones sonoras a través de la retroalimentación de la señal de audio y debido al eco generado por el lugar. Amplificando el sonido del espacio y extremando su condición acústica. La vuelta del sonido al espacio se distribuye en 8 parlantes que reproducirán el ruido/silencio del hall. Los parlantes se disponen de a dos parlantes en línea en las esquinas del espacio, a modo de espiral. La espiral de parlantes consta de 4 alturas que suben hasta los 8 metros. De esta manera se devuelve el sonido al espacio, abrazando éste desde su carácter tridimensional. La performance consiste en una composición sonora con los sonidos del espacio. El paneo de los parlantes es parte fundamental de la composición pues es la que construye el espacio desde el sonido. El paneo tiene un guion que acompaña la composición generando un paisaje sonoro mutable. Así el sonido que genera el espacio es el que luego lo construye desde la intervención sonora del lugar. Se disponen en el lugar 4 micrófonos de diversas características en posiciones específica, dichos micrófonos captan el sonido del lugar y son regulados en su ecualización y ganancia a través de una mesa de sonido.